CONCURSO HISTORIAS DING La historia de Andrea

La historia de Andrea con Ding

La historia de Andrea nos cuenta como encontró el amor en un viaje de negocios a Cuba. Aquí tenéis la historia.

"Un 11 de septiembre de 2009, conocí a mi actual esposo en el malecón de La Habana, en Cuba, y digo esposo porque, aunque no nos hayamos casado todavía, nos sentimos así. Yo estaba de trabajo y decidí salir un rato en la noche a distraerme con unos compañeros, ya que recién había pasado mi cumpleaños el 9 de septiembre y no había celebrado.

Estando sentados en el muro del malecón, se nos acercaron unos músicos ofreciéndose para tocar algunas canciones. Mi primera respuesta fue un no, era mi primera noche en el malecón y no estaba muy confiada de la gente del lugar, ya saben; por cosas se dicen. Pero rápidamente me di cuenta que realmente es un lugar bien seguro. Yaumir, con un bongo bajo el brazo, fue el último en acercarse y con él llegó el amor... Era moreno, de piel clara, con grandes rizos en su cabello y una sonrisa encantadora. Aunque en el fondo se le notaba triste, algo en su mirada me lo decía. Al transcurrir la noche fuimos hablando y después me toco una canción muy bonita, No juegues con mi soledad, de un grupo que se llama Buena Fe. Después de esa canción tuve un cúmulo de sensaciones que ni yo misma podía explicar. Lógicamente algo desató una magia entre los dos, una química inconcebible que no necesitamos ni hablar para saber que piensa el otro. Y eso sucedió tan solo en la primera noche.

Al ver que mis amigos se querían ir tuve que marcharme, aunque él me pidió que me quedara. Le di mi número a pesar de que él no tenía celular, y me quedé triste pensando que a lo mejor no lo volvería a ver más.

Pero eso solo fue el principio de una larga relación. Primero fuimos amigos, y como él no tenía celular hablábamos por internet, aunque tuviese que hacer largas filas en los correos de Cuba, algunas veces de hasta tres horas. Y solo para escribirme un simple correo, ni siquiera era chatear. Así, pacientemente, día a día nos escribíamos, claro no era el mismo trabajo para mí que escribía desde la comodidad de mi hogar a la de él.

La segunda noche que nos vimos fue el 30 de septiembre. Hablamos, nos conocimos mejor y me pidió que fuera su novia. Obviamente él si me gustaba mucho y yo a él, pero no estaba segura de poder tener una relación a distancia. Pasó casi un mes antes de volvernos a ver, y cuando regresé, él había comprado con mucho esfuerzo un celular pequeño.

Este año cumpliremos 6 años a distancia, por diferentes circunstancias no hemos logrado que venga donde yo vivo. Yo estoy en Panamá y él continua en Cuba. Aunque ha sido difícil por la distancia, nos ayuda mucho estar comunicados. Todos los días hablamos aunque sea un minuto. Si por motivos económicos no tiene saldo, yo le recargo cuando hay oferta de Cubacel Doble Saldo, para poder hablar más. Si bien hoy en día ya no dependemos solo de los correos, los teléfonos inteligentes son una gran ventaja, y aunque podemos chatear cuando él se conecta, no hay nada más agradable que escuchar la voz de la persona que amas. Es por eso que me gustó mucho Ding , ya que anteriormente utilicé formas más complicadas. Pero con Ding es rápido y fácil. Amo a mi esposo y adoro Ding."

Si quieres votar por Andrea para que gane el concurso #dingstories, haz un comentario con el # #dingStoryAndrea. También puedes votar en nuestra página de Facebook comentando con el # #dingStoryAndrea.

La evolución de los celulares

septiembre 2015 09/2015 La evolución de los celulares

Easter Customs

abril 2015 04/2015 Easter Customs

Mostrar más entradas de blog

Like this article? Give it a share:

Share Tweet
Crea un contacto para reenviar más fácilmente
Loading...

Help